Automaquillaje en luz negra

Hoy hicimos un taller de luz negra (también llamada ultravioleta), con pinturas flúor y un espejo que hemos rodeado de una tira de lucecitas de luz negra, también hemos utilizado linternas y lámparas de luz normal por si alguno quiere comprobar la diferencia de como se ve el maquillaje en cada tipo de luz.

El automaquillaje es una actividad que yo defiendo fervientemente pues me parece un ejercicio super potente para trabajar la identidad y la autoestima, no necesitamos que nos maquillen profesionalmente, si ensayamos y nos pintamos cada vez que queramos, aprenderemos a disfrutar y valorar nuestros propios trazos, aprenderemos a gustarnos y empoderarnos de lo que somos y no solo de parecernos a un otro. Toda esta explosión de color, junto a la magia de la imaginación, hacen de esta actividad un momento inolvidable.

Antes de realizar la actividad dejamos los límites claros: cuidar el material y a los compañeros, utilizar la pintura con conciencia y sin prisa, no arrebatarse las cosas de las manos unos a otros y esperar a que otros las dejen de usar, para poder utilizarlas.

El ejercicio consiste en ir realizando trazos con los distintos colores sobre el rostro o las manos (en verano podemos hacer bodypaint) hasta quedar satisfechos con el resultado.

Tener a mano agua, trapos o toallitas para ir repasando lo pintado y dejar que la actividad fluya sin hacer correcciones.