Construcciones

Éste es uno de los más antiguos y extendidos juegos y como su propio nombre indica, su función es la construir, animan a crear distintas formas sin directrices, encajando formas, superponiéndolas y desafiando al equilibrio.

Las construcciones trabajan la modicidad fina, la dimensión espacial, la creatividad, la toma de decisiones y la concentración.

Además, crean satisfacción al ser apiladas o encajadas.

Por lo general podemos construir con cualquier objeto que sea apilable y en cantidad suficiente para dar pie a su aglomeración, acumulación y superposición.

Existe material no estructurado muy interesante que lo podéis hacer vosotros mismos con trozos de madera, hay construcciones de imanes, de caucho para los más pequeños, de pinchitos como las que veis en la imagen, de velcro, incluso de gomaespuma de gran tamaño.

Si contáis con una persona que le cueste crear desde cero podéis ponerles una fotografía o dibujo con algún ejemplo de figura a realizar. Esto les sirve como guía y control de error. También podéis participar un poco o combinarlo con otros juegos, por ejemplo construir espacios para los muñecos haciéndoles escenografías.

También dejarles construir con cosas nuevas que tengamos por la casa suele dar buen resultado para la edad de uno a tres años.