Laboratorio de arte y gastronomía de Japón

En el taller de hoy hemos conocido las auténticas muñecas japonesas de madera con las que jugaban tradicionalmente en Japón, los darumas de los deseos, algunos grabados de ukiyo-e y la técnica sumi-e, pintando con tinta. Finalmente, hemos realizado cada uno nuestro propio rollito de maqui-sushi.

Hoy hemos contado con la participación especial de Lin, mi madre, quien, ha aportado al taller sus conocimientos sobre la cultura y el idioma y muchos materiales traídos de Japón hace años: comida de imitación, muñecas kokeshi, darumas, una pelota de papel, miniaturas de recipientes lacados tradicionales, reproducciones de grabados japoneses, algunos amuletos de la suerte y un set de tinta china tradicional para dibujar sumi-e.

Hemos comenzado el taller, vestidas con nuestros haori, presentándoles todos los objetos en general .

 

 

Hemos situado a Japón en nuestro mapa y hemos creado su bandera para recibir a los participantes que faltaban por llegar.

Luego hemos pasado a la práctica tratando de utilizar los palillos con el sushi de plástico en un ejercicio de motricidad fina bastante complejo. 

A continuación hemos pedido un deseo al daruma y hemos jugado con las kokeshi.

Hemos jugado con la pelota de papel, con movimientos muy suaves tratando de que no se desinfle y a continuación hemos pasado a un ejercicio muy tradicional, fabricar la tinta, a partir de una barrita y dibujar un tronco de bambú y sus hojas con pinceles japoneses.

Después hemos pasado a la parte gastronómica. Los participantes han preparado el arroz del sushi añadiendo vinagre y azúcar, han partido las zanahorias, pepino y surimis y han armado con nori sus propios rollitos de maqui sushi con mucha paciencia y precisión.

Después los han adornado con algas y sésamo y los han colocado en sus tablas de bambú.

 

 

Por último, quienes han querido, han dibujado algunos de los grabados de ukiyo-e expuestos de Utamaro y Hokusai.