Recreando fósiles

En esta actividad nos acerca a una hermosa profesión que muchas veces utilizamos como herramienta pedagógica y es la arqueología o también llamada antropología física. Nosotras hemos reproducido en barro y yeso como es la formación de fósiles y como los desenterraríamos si los descubrimos en la tierra.

El primer paso es hacernos con objetos fácilmente moldeables, es decir, que no tengan pequeñas aristas o partes finitas. Lo más realista y por lo tanto, más emocionante, es hacerlo con conchas, caracolas o helechos.

Hoy hemos utilizado caracolas de la playa de distintos tamaños o formas, llas hemos hundido en un circulo grueso de arcilla para hacer el molde y una vez echo el molde lo rellenamos de yeso o masilla hasta el borde.

El siguiente paso es retirar la figura de yeso con forma de concha de la base de arcilla desgastando la arcilla con un pincelito y agua.

Éste fue un trabajo duro que sin duda nos hizo ejercitar la paciencia a ambas, pues era necesario mucho pincelito y agua y los “fósiles” o caracolas petrificadas no quedaron enteras, lo cual le dio aún más realismo.

Hemos probado también a hacerlo con plastilina y queda mejor el resultado final, pero entonces no hacemos la labor de “desenterrar” con pincelito que es la parte de psicomotricidad fina, coordinación óculo-manual y persistencia.

Personalmente esta actividad me ha encantado, en cuanto podamos comprar masilla petrificaremos huesos!!